sábado, 29 de mayo de 2010

PESCA EN PELIGRO ISLAS DEL GOLFO

Golfo de nicoya visitadas por Instituciones


Solidaridad con las comunidades de las islas del Golfo de Nicoya
Lunes, 28 de mayo de 2007
La Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON), la Universidad de Costa Rica (UCR) y la
Universidad Nacional (UNA), conjuntamente con personas y organizaciones amigas, constituimos en el año 2005 la
Red de Solidaridad con las Comunidades de las Islas del Golfo de Nicoya
1.Pesca de Camarón por Arrastre
Desde hace más de 50 años, inició operaciones la flota camaronera de arrastre. Sin embargo, el incremento insostenible del esfuerzo pesquero aunado a la naturaleza destructiva de este arte, que consiste en arrastrar redes por el fondo del mar que atrapan todo a su paso, ha llevado al colapso de la pesquería. Además, el impacto de este tipo de pesca tiene repercusiones en la pesca artesanal, e inhibe esfuerzos que se realizan por proteger tortugas en las comunidades costeras del país.
Camarones: La producción nacional de camarón ha descendido sostenidamente un 7.8% desde 1984, y actualmente se capturan los niveles históricos más bajos conocidos. El valor de las exportaciones ha descendido de US$13 millones en 1984, a poco más de un US$1 millón en el 2006. Estudios técnicos del INCOPESCA afirman que la flota está sobre dimensionada, y que es necesaria su reducción significativa.




Pescadores del golfo de Nicoya buscan opciones de sobrevivencia
Se plantea como solución a la sobreexplotación de los recursos marinos
Es uno de los primeros estudios de maricultura hechos en una zona tropical
Científicos costarricenses desarrollaron uno de los primeros estudios en la zona tropical sobre la reproducción y
alevinaje del pez pargo asistido en laboratorio.
Esto se plantea como una solución a la actual sobreexplotación de los recursos marinos del golfo de Nicoya.
Los frutos de la investigación realizada ahora se llevan a la práctica en una pequeña granja administrada por un grupo
de pescadores de la zona.
Se trata de una estructura flotante instalada en aguas vecinas a isla Leona. Allí los
pescadores se encargan de engordar la especie (pargo) hasta que adquiera el
tamaño comercial para venderla.
La estructura de la granja consiste en dos plataformas flotantes con una pequeña
vivienda para los pescadores y otra de uso turístico. Allí hay 18 jaulas: ocho para el
engorde de los peces, una para el mantenimiento de reproductores y nueve para
mantenimiento de alevines del laboratorio. Además, 10 pesas sirven como sistema
de anclaje.
En cada jaula de engorde se espera una cosecha de 2.000 kilos cada ocho meses y un total de 16.000 kilos para toda
la granja.
Ocho familias integrantes de la Asociación de Pesca y Cultivo de isla Venado fueron seleccionadas para ser las
primeras beneficiarias del proyecto.
Estos núcleos construyeron la infraestructura con ayuda técnica y financiera de Taiwán.
En los laboratorios. Todo comenzó en el Parque Marítimo del
Pacífico, en Puntarenas. Este lugar alberga los laboratorios donde
biólogos de la Universidad Nacional (UNA) estudian las condiciones
óptimas para la reproducción artificial de esta especie marina
autóctona.
A pesar de que la ciencia de la maricultura ya ha sido desarrollada
desde hace años en países asiáticos y europeos, esta investigación
costarricense es una de las primeras que se realiza en condiciones
tropicales.
“En apenas cuatro años nuestro estudio ha sido capaz de hallar cómo
se hacen los reproductores, cómo se obtienen los huevos, cómo crece
la larva, cómo se cosecha y cómo se mantiene allá en las jaulas del
mar”, afirma Jonathan Chacón, biólogo marítimo de la UNA.
Ya comenzó la recolección de pequeños peces, los cuales sirven de semilla para el cultivo en jaula del pez pargo.
Primera granja

Problemática

Desde siglos atrás, el Golfo de Nicoya ha estado poblado por
comunidades de pescadores artesanales cuyo sustento diario y el de sus
familias ha dependido directamente de la pesca, y ha sido en virtud de
esta interrelación de los habitantes de las islas con su entorno marino
que las consecuencias negativas que hoy se experimentan en la zona, no
han llegado a ser desastrosas.
En los últimos años, la pesca ha mermado debido entre otras causas, a
la sobrepesca y al empleo por parte de algunas empresas y personas
inescrupulosas de artes de pesca y métodos abusivos que depredan los
recursos pesqueros, y debido también a la contaminación del Golfo
generada por las actividades poco sostenibles que se dan en las costas
circundantes de Guanacaste y Puntarenas, pero principalmente en la
Región Central, donde hemos convertido al río Tárcoles en una inmensa
cloaca.
Con el

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada